Mente activa, mente sana

Un antiguo proverbio japonés dice que “comenzamos a envejecer, cuando dejamos de aprender”. No importa la edad que se tenga, debemos seguir aprendiendo cosas nuevas. Y es que mantener la mente activa tiene un efecto positivo sobre nuestra salud y disminuye las posibilidades de padecer enfermedades como Alzheimer. Al esforzarnos mentalmente, nuestro cerebro sigue creando nuevas conexiones neurales, y hacen que nos mantengamos activos mentalmente.

Pero ¿qué podemos hacer para conseguir ser activos mentalmente?

  • Hacer gimnasia mental. Aprender una nueva actividad como nadar, realizar manualidades, aprender a tejer, hacer un curso corto. O realizar crucigramas, sudokus y otros pasatiempos que podemos encontrar en las papelerías o kioskos.
  • Leer. Es una de las actividades más beneficiosas que podemos encontrar y una forma de mantener nuestra mente ejercitada. Estimula la imaginación, la creatividad y nos ayuda a mejorar nuestro vocabulario y habilidades verbales.
  • Dieta saludable. Una dieta rica en verduras, frutas, pescado y frutos secos, como las nueces ayuda a reducir el deterioro de la memora, aumenta la atención y las funciones cerebrales, además de proporcionarnos energía o proteger nuestro corazón entre otras ventajas.
  • Vida social. Asiste a charlas o al teatro. Haz vida social: apúntate como voluntario, conversa con los demás, hazte miembro de algún club o asociación.

 

Deja un comentario