” Los médicos salvan vidas, los gerontólogos hacemos que la vida merezca la pena”

La Gerontología es una ciencia nueva, que se nombró por primera vez en 1903, como ciencia para el estudio del envejecimiento. Se conoce al gerontólogo como el profesional del área de la salud que orienta, asesora, apoya al adulto mayor y a la población en general en todo los procesos biopsicosociales que se enfrentan durante el envejecimiento. Realiza una valoración y una evaluación integral que le permite identificar las necesidades reales del adulto mayor, y de esta forma, diseñar un plan de intervención que le ayude a desenvolverse en todas sus esferas, aplicando terapias que lo lleven a mejorar su calidad de vida, tomando siempre en cuenta sus recursos y posibilidades.

Su visión es preventiva, de planificación y de rehabilitación, propiciando que la persona adulta mayor mantenga sus capacidades o bien logre incorporarse a su medio de manera autosuficiente, trayendo como resultado el favorecer su condición de persona activa.

El gerontólogo, siempre trabaja, de manera cercana con los cuidadores y/o familiares, capacitándolos para el cuidado del adulto mayor, esté o no institucionalizado, además de valorar la sobrecarga del cuidador y diseñar planes de intervención que le permitan mantener una salud mental óptima.

Las actividades que realiza el gerontólogo en un Servicio de Ayuda a Domicilio irán encaminadas a:

  • Determinar de forma integral el estado funcional de la persona adulta mayor
  • Brindar asesoría a las personas adultas mayores tanto a nivel individual como familiar sobre los procesos de envejecimiento
  • Sensibilizar al personal que atiende a las personas adultas mayores sobre sus necesidades específicas de atención
  • Realizar acciones de prevención, promoción y atención a la salud, encaminadas a la preservación y mejora de las capacidades de las personas adultas mayores
  • Impartir y promover el aprendizaje de acciones que lleven a la persona, en cualquier etapa de la vida, a un envejecimiento activo, saludable y funcional.
  • Entender y promover los principios de bioética y su aplicación en la atención a las personas adultas mayores
  • Elaborar protocolos de actuación para la detección de malos tratos hacia la persona adulta dependiente física o mentalmente
  • Atender y acompañar, al final de la vida, tanto al adulto mayor como a sus familiares.

ES IMPORTANTE distinguir entre GRONTOLOGÍA y GERIATRÍA.

 La GERONTOLOGÍA es una rama del saber que engloba todo lo referente a la senectud, vejez, madurez, etc. Es como un paraguas que contiene las diferentes profesiones que se ocupan de tratar a estas personas. Podríamos hablar de profesionales de la psicología, trabajo social, educación social, enfermería, aux. de enfermería, medicina (geriatras), etc. En algunos países la Gerontología ya se cursa como estudios universitarios.

Por lo tanto, dentro de la medicina encontramos una especialidad que es la GERIATRÍA, que se dedica, sobre todo, a los aspectos médicos de las personas mayores. Los/as geriatras son médicos especialistas. Los/as gerontólogos/as son personas que han desarrollado su formación para atender las necesidades de amplio espectro personas mayores (a nivel social, a nivel psicológico, a nivel asistencial, etc.), pero no son médicos.

Pedro E. Gil. Psicólogo Gerontólogo, Miembro de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

Gerente de AsisHogar