¿QUÉ ES LA ESTIMULACIÓN COGNITIVA?

La estimulación cognitiva está pensada para restaurar habilidades cognitivas, enlentecer la progresión del deterioro y procurar su estabilización durante el mayor tiempo posible, controlar los síntomas, mejorar el estado funcional y prevenir las complicaciones y problemas de salud más prevalentes.

¿DÓNDE HACE EFECTO?

El sistema nervioso es un conjunto coherente de células, elementos bien diferenciados en cuanto a su función, de compleja estructura y organización, que se comunican e interrelacionan a través de una red viaria, la sustancia blanca, por medio de numerosos y variados medios de transporte, los neurotransmisores, que hacen de él el sistema biológico más sofisticado de todas las estructuras vivas.
Con la edad, el sistema nervioso sufre múltiples cambios que afectan todos los niveles funcionales en mayor o menor grado. Su localización, mecanismo y consecuencias son los elementos característicos que configuran y definen el envejecimiento cerebral. La enfermedad, incide de forma desigual en cada individuo y su grupo familiar.

¿POR QUÉ PONERLO EN MARCHA?

La intervención desde un programa de psico-estimulación cognitiva que abarque en gran medida aquellas funciones intelectuales conservadas y su interacción con las actividades instrumentales de la vida diaria, favorecerá el papel social del enfermo, aumentará la eficacia de los fármacos disponibles en la actualidad para enfermedades como el Alzheimer y, en todo caso, aportará beneficios en cualquier tipo de demencia. Es una estrategia terapéutica, fundamentada en la presencia de la neuro-plasticidad cerebral y basada en la neuropsicología cognitiva y en las terapias de modificación de conducta, dirigida a favorecer la funcionalidad instrumental y básica del paciente y mantener su autonomía.
Recientes investigaciones ponen en evidencia la capacidad que tienen las neuronas lesionadas para regenerarse y establecer conexiones nuevas. Existe neuro-plasticidad en el cerebro anciano, incluso en el demente.

¿CUÁLES SON LOS OBJETIVOS DE LA ESTIMULACIÓN CEREBRAL?

  • Minimizar la incapacidad y deficiencias a nivel cognitivo y conductual de los enfermos de Alzheimer y otras demencias o trastornos neurológicos
  • Mantener y conservar las capacidades cognitivas y funcionales, así como potenciar aquellos aspectos positivos del anciano
  • Aminorar o enlentecer la regresión de las capacidades cognitivas y comportamentales específicas de cada pacientes, así como mejorar y/o mantener el tiempo de atención, el grado de agilidad mental, las capacidades manuales, especialmente las destrezas manuales
  • Favorecer y maximizar el autocontrol, la autoestima, la independencia y potenciar la calidad de vida del enfermo
  • Preservar en todo momento su identidad personal y social defendiendo su dignidad humana
  • Retrasar la institucionalización del enfermo de Alzheimer

¿QUÉ ACTIVIDADES SE PROPONEN?

  • Actividades de orientación a la realidad para favorecer la reorientación y reducir la ansiedad como orientación espacial, orientación temporal, orientación personal y orientación viso-espacial
  • Actividades de atención y concentración, como actividades de lenguaje y comunicación, aprendizaje, ejercitación y aplicación de estrategias nemotécnicas, actividades de razonamiento abstracto y planificación, ordenación y categorización, actividades de socialización, actividades de estimulación de las praxias