Es importante que usted trate bien a sus pies y los cuide. Ellos son parte de su aparato locomotor y por tanto de su movilidad y equilibrio.

Cuidarse los pies y revisarlos con regularidad es una parte importante del cuidado de su salud. Su médico debe revisarle los pies a menudo y si tiene problemas en los pies no dude en consultar a su médico.

Los pies pueden sufrir problemas por causa de enfermedades, la mala circulación, las consecuencias de uñas mal cortadas o el uso de zapatos inadecuados. Los problemas de los pies son a veces la primera señal de problemas de salud como la artrosis, la diabetes, los trastornos neurológicos o circulatorios.

Las infecciones por hongos como el pie de atleta pueden ocurrir y causar piel seca, enrojecimiento, ampollas, picazón y descamación y pueden ser difíciles de curar.

Para prevenir las infecciones usted puede: 

  • Asegurarse de mantener sus pies limpios y secos, secando siempre adecuadamente entre los dedos.
  • Cambiarse de zapatos y las medias o calcetines a menudo para mantener los pies secos.
  • No compre zapatos apretados.

 

La piel seca puede ser causa de picazón y ardor en los pies. Es conveniente que junto a la higiene diaria utilice una crema humectante en sus pies. Los callos y callosidades son causados por el roce de las partes salientes del pie contra el calzado. Por ello aparecen en la parte superior y en los lados de los dedos y las callosidades en las plantas de los pies. Consulte al podólogo, no intente afeitar por su cuenta el callo y las callosidades.

Los juanetes son articulaciones hinchadas y dolorosas que pueden desarrollarse en la base del dedo gordo. Cubrirlo con vendas adhesivas o parches acolchonados puede producir alivio. Hable con su médico si le causan dolor. Utilice zapatos anchos sin terminación en punta o angostos.

Las uñas encarnadas ocurren cuando una parte de la uña se incrusta en la piel, siendo más frecuentes en el dedo gordo. Realice una adecuado corte recto de las uñas. Si no puede solicite ayuda o asistencia de un podólogo.

Los pies hinchados pueden ocurrir cuando se ha estado mucho tiempo de pie, pero si los pies y tobillos permanecen hinchados puede ser a causa de problemas de salud.

Consejos útiles para el cuidado de sus pies: 

Revise sus pies a menudo. Use un espejo para ver las plantas de los pies. Examine si tiene lesiones, úlceras, ampollas o uñas encarnadas. Si es necesario solicite ayuda.

  • Asegúrese que sus pies están secos antes de ponerse los zapatos.
  • Corte las uñas rectas.
  • Evite las medias de nylon y utilice medias de algodón.
  • Si está sentado/a por mucho tiempo, levántese y camine de vez en cuando.
  • Si tiene problemas con sus pies concurra a un podólogo

 

Desde ASISHOGAR les  ofrecemos:

  • Una valoración periódica y curas podológicas continuas debido a las complicaciones relacionadas con las enfermedades más frecuentes, ya que tales complicaciones pueden afectar a la calidad de vida y a la independencia debido al dolor, posibles infecciones y movilidad reducida.
  • Recomendaciones preventivas específicas para un cuidado seguro de los pies.
  • Prevención y promoción de la salud integral a través del cuidado de los pies.

 

Para mayor información no dude en ponerse en contacto con nosotros, estamos para servirle.