RECOMENDACIONES que todo cuidador debe tener en cuenta con el fin de afrontar el estrés y mejorar su calidad de vida:

  • Atiende a tu propia salud y bienestar: ¡Cuídate!
  • Vigila tu descanso. Intenta dormir entre 7-8 horas diarias.
  • Respeta los horarios de comida y mantén una dieta equilibrada.
  • Ten un buen concepto de ti mismo, esto hará que aumente tu autoestima. Fíjate en tus puntos fuertes y virtudes y valora tus logros. ¡Quiérete un poquito más!
  • Delega y comparte responsabilidades de cuidadocon el resto de la familia. Es aconsejable realizar un “planning”, plantilla o cuadrante entre todos los cuidadores indicando los días, horas y labores a desempeñar por cada uno. Es importante que todos estén de acuerdo con el plan.

 

Dedica un tiempo al día a realizar una actividad que te agrade sin remordimiento e intenta disfrutar de tu tiempo libre. ¡Te lo mereces!

  • Pide ayudacuando la necesites a personas de tu entorno sin esperar a que te la ofrezcan: sé consciente de tus capacidades y limitaciones.
  • Expresa abierta y adecuadamente tus sentimientos: ¡hiperventila tus emociones!
  • Aprende a relajarte y actúa con paciencia ante situaciones estresantes.
  • Mantén una actitud optimista y motivadorapara evitar caer en la monotonía.
  • Evita los pensamientos negativosy cámbialos por otros más positivos, esto hará que cambies automáticamente de actitud y te sientas mejor.
  • Valora y reconoce el esfuerzo que estás realizando, incluso prémiatepor ello.
  • No te sientas culpable, haces lo que puedes por su familiar. ¡No te exijas demasiado!

REGLA DE ORO:

  “NO OLVIDES LO IMPORTANTE QUE ES QUE TE CUIDES PARA PODER CUIDAR MEJOR