La música incluso unida al movimiento del baile, tiene un efecto muy beneficioso para las personas mayores, ya que dependiendo de su tipo y características podemos conseguir diferentes efectos en nuestro cuerpo y mente, llegando a ser terapéutica.

Son incontables los beneficios que la música proporciona a las personas mayores, al igual que a seres humanos  de cualquier edad. La música nos divierte, nos hace sonreír e incluso nos hace recordar momentos vividos y disfrutado.

     La música tiene un papel fundamental en nuestro bienestar físico y psicológico y con el paso de los años, los científicos están cada vez más convencidos de que existe un fuerte vínculo entre la música y el cerebro.

Como afirma un estudio de la revista Hipertextual, los resultados obtenidos en diversos estudios refuerzan la idea de que experimentar activamente los sonidos, en el transcurso de nuestra vida, tiene un profundo efecto en el funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

     Mediante el entrenamiento musical constante, incluso en las etapas avanzadas de la vida, se podría potenciar el procesamiento mental y mediante la música obtener efectos positivos. Por eso, hoy hablaremos de los beneficios de la música para nuestros mayores y lo importante que es para la coordinación física y mental.

Beneficios de la música y el baile

Según un estudio realizado por la doctora Nina Kraus, de la Universidad de Northwestern, los tonos musicales activan el sistema nervioso, el cual crea una especie de archivo que permanece abierto con cada sonido escuchado, además de estimular las distintas partes del cerebro que intervienen en la actividad. Estas zonas se entrenan y permiten atrasar el deterioro mental que afecta a los adultos en la tercera edad. De hecho, cualquier actividad repetitiva que entrene al cerebro durante años ayudaría en combatir ese deterioro mental.

El baile es un ejercicio que combina música y movimientos rítmicos, el cual puede ayudar a reducir el riesgo de caídas en nuestros adultos mayores con problemas de equilibrio o un historial de caídas.

La música y el baile mejoran el equilibrio y la capacidad para caminar, pero además de sus efectos en el equilibrio y en la disminución de caídas, éste mejora el estado anímico, aporta estabilidad emocional y capacidad de disfrute y de sentirse útil en una actividad. Todo ello conlleva una mejora de la calidad de vida de nuestros mayores.

La música y la estimulación de la actividad cerebral

Según la revista NCYT de Ciencia y Tecnología, el aprendizaje de un instrumento musical conlleva años de práctica y debido a esto quizá se creen conexiones alternativas en el cerebro, que podrían compensarse ante los declives cognitivos cuando se envejece. Además, el deterioro de las funciones más importantes relacionadas con la edad, como son la memoria auditiva o la capacidad de oír y mantener una conversación en un ambiente ruidoso, parece ralentizarse en las personas que durante su vida se han dedicado a tocar un instrumento.

Por lo tanto, podemos concluir que el aprendizaje y la práctica de cualquier instrumento musical, puede resultar fundamental para la gente de la tercera edad. No importa la etnia,  el sexo, la religión, el país de origen o la edad que tengan, los beneficios de la música para las personas mayores son indudables.

La música es un lenguaje universal. Una lengua que nos mueve y nos hace sentir cosas por dentro y por fuera, y que, en ocasiones, resulta indescriptible. Por eso os recomendamos añadir la música a vuestras vidas, ¡para que nunca dejéis de escuchar la alegre melodía de la vida!