Ha comenzado el verano, y con él,  el calor aprieta, aquí les dejamos unos consejos para evitar los daños de la exposición al sol:

  • Evitar al máximo las salidas entre las 11 horas y las 17 horas.
  • Aplicar crema de protección solar con un factor de protección alto (mínimo 30)
  • Proteger los ojos del sol con unas gafas de sol con la homologación correspondiente.
  • Recordar que algunos medicamentos pueden provocar fotosensibilidad, y en este caso, evitar la exposición solar.
  • Recordar que las nubes tapan el sol, pero dejan traspasar los rayos solares, es importante ponerse cremas protectoras SIEMPRE con alta protección, esté o no nublado.
  • Examinar periódicamente las pecas y lunares y, si estos cambian de color, tamaño o textura, consulte con su médico.

 

Otros consejos generales a tener en cuenta son también:

  • Beber agua o líquidos con frecuencia y no abusar de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar ya que pueden hacer perder más líquido corporal. Hay que beber líquidos abundantes, aunque no se sienta sed, al menos un litro y medio.
  • Hacer comidas ligeras que ayuden a las sales perdidas por el sudor, como ensaladas, frutas, verduras y zumos.
  • Reducir la actividad física en las horas más calurosas, usar ropa ligera, holgada y que deje transpirar.